Medio centenar de deportistas se citaron, bajo el lema Todo el mundo participa, en una jornada de exhibiciones de distintas modalidades adaptadas en el Vial Norte. La zona aledaña al edificio de Canal Sur, donde hubo en su día una estación de ferrocarril, se transformó por unas horas en una cancha sin barreras: hubo partidos de fútbol power chair -en silla mecanizada-. de bádminton, de baloncesto y de boccia en un espacio acondicionado para la ocasión. El buen tiempo acompañó y el público que paseaba por la Avenida de la Libertad pudo comprobar, de primera mano, el nivel competitivo en algunos participantes -como el internacional de parabádminton Guillermo Lama- y el entusiasmo general de los que intervinieron en la actividad. El acto estuvo organizado por la Federacion Andaluza de Deportes para Personas con Discapacidad Física (FADDF) y el Club Fidias de Natación Integral, con el apoyo de Ortopedia Aeropuerto Sanicor y la colaboración del Imdeco, contando con la participación, además de Los Atómicos, de las secciones de baloncesto y boccia del club deportivo Mezquita Acpacys.

“Este tipo de actividades reportan múltiples beneficios”, afirmó el presidente de la FADDF, el cordobés Alfonso Otero, quien ha resaltado que “además de dar visibilidad al deporte adaptado” se consigue “favorecer la socialización de los deportistas” e “involucrar a las familias”, que son una parte fundamental para que “la práctica deportiva se convierta en un hábito”. Por su parte, Rafaela Chounavelle, presidenta de la Asociación Cordobesa de Parálisis Cerebral y Afecciones Similares (Acpacys), valoró “el esfuerzo que realizan los deportistas” para “integrar esta práctica a su rutina diaria”. “Todo esto lleva mucho trabajo detrás, pero la satisfacción es enorme”, indicó.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterest