La Terapia Ocupacional se define como la utilización terapéutica de las actividades de la vida diaria, productivas y de ocio en personas que se encuentran limitadas con los fines de maximizar la independencia, prevenir la discapacidad, mejorar el desarrollo y mantener la salud. Se incluye la adaptación de tareas y/o la intervención sobre el ambiente para lograr la máxima independencia y mejorar la calidad de vida.

Atendemos a los siguientes grupos de población: Atención Temprana, Necesidades Educaticas Especiales, Transición a la Vida Adulta y Adultos (Residencia y Unidad de día).

Terapia Ocupacional

ÁREAS EN LAS QUE INTERVIENE:

  • Entrenamiento de las Actividades de la Vida Diaria

– Actividades Básicas de la Vida diaria: Alimentación, vestido, aseo, higiene personal, transferencias.

– Actividades Instrumentales de la vida diaria: Manejo del dinero, manejo del hogar, movilidad en la comunidad, etc.

– Juego: Facilitación y estimulación de los distintos tipos de juego que un niño tiene que experimentar (juego en solitario, simbólico, de imitación, grupal, de reglas, …etc).

  • Motricidad fina: pinzas finas, agarres y presas manuales, la coordinación bimanual y óculo-manual, entre otras.
  • Psicomotricidad: control postural, coordinación general, rango de movimiento de las distintas articulaciones, tono muscular, fuerza…etc.
  • Estimulación cognitiva: aspectos tan importantes como la atención, concentración, memoria, operaciones y relaciones espaciales, secuenciación, nivel de alerta, concentración…etc. Componentes cognitivos necesarios para poder realizar cualquier actividad propositiva.
  • Grafomotricidad: trabajamos la prensión adecuada del útil para que el niño pueda ir desarrollando las distintas etapas de desarrollo de la escritura.
  • Asesoramiento y entrenamiento en ayudas técnicas y productos de apoyo: con el fin de promover una mayor independencia, se valoran las posibles ayudas técnicas para el correcto desarrollo de las actividades.

BENEFICIOS

  • Aumentar la autonomía en las actividades básicas de la vida diaria.
  • Favorecer la autonomía en el juego.
  • Mejorar a nivel sensoriomotriz (control postural, fuerza, tono muscular, coordinación, propiocepción, esquema corporal,…etc.)
  • Mejorar la función de la extremidad superior: alcance de diferentes objetos, desarrollar la preferencia manual, la coordinación óculomanual y bimanual.
  • Mejorar las capacidades cognitivas.
  • Trabajar las destrezas psicosociales del niño (autoconcepto, habilidades sociales, motivación.)
  • Facilitar una relación adecuada con el entorno.
  • Asesorar y entrenar en el uso de ayudas técnicas y productos de apoyo.
  • Adaptar materiales, actividades y entornos cotidianos del niño.
  • Prevenir y/o ralentizar la discapacidad.
  • Mejorar los componentes de ejecución en el agarre, la manipulación, la coordinación y la integración bilateral, entre otros.
  • Favorecer un adecuado posicionamiento e higiene postural.

Si quieres saber más, preguntanos sin compromiso

Contacto