Hoy os presentamos un snacks delicioso de una ciudad andaluza con encanto, Granada.

Ingredientes 

Masa Madre:

  • Levadura compacta (fresca de panadería)(1 gr)
  • Agua templada (350 gr)
  • Harina (400 gr)

Resto de masa:

  • Harina (200 gr)
  • Aceite (10 gr)
  • Sal (10 gr)
  • Levadura compacta (fresca de panadería) (8 gr)
  • Agua (350 gr)

Para finalizar:

  • Sal gorda (al gusto)
  • Aceite ( al gusto)

 

Proceso

Primero se realiza la masa madre, la cual es importante hacerla un día antes de la preparación para que fermente. Primero se echa la levadura fresca en un bol y se mezcla con agua templada, asegurándonos de que quede bien mezclada y no hayan grumos. Una vez hecho esto se va añadiendo la harina a la vez que vamos amasando la mezcla. Al finalizar, la masa tiene que quedar compacta y homogénea. Seguidamente taparla con un paño y dejarla reposar en la nevera toda la noche.

El resto de la masa se realiza al día siguiente, sigue las mismas fases que el anterior. Se echa la levadura fresca y se mezcla con agua templada junto con la harina, a continuación se le echa un chorrito de aceite y sal. Cuando veamos que la masa esta compacta se mezcla la masa resultante con la masa madre, realizada el día anterior. Una vez que las dos masas estén perfectamente unificadas se van partiendo en pequeñas bolas, las cuales vamos a seguir amasando y aplanando. Una vez que las masas estén aplastadas le le hacen pequeños agujeros en la superficie con los dedos añadiéndole la sal gorda y el aceite y se meten en el horno. Antes de meterlas es importante que el horno este precalentado a una temperatura de 250º, cuando vayamos a meter las salaíllas horneamos a 210º durante unos 20 o 25 minutos.

              

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterest