Como nos temíamos, nuestro Manolo Jr., todo un símbolo de nuestra larga lucha y un icono de Acpacys, se nos ha ido, casi sin avisar. Sabemos que todos los que se nos han ido en este maldito 2020 han sido importantes para nuestras vidas y nuestra Asociación, pero Manolo ha sido algo muy especial para todos nosotros. Socio fundador, luchador nato, amigo de sus amigos, hijo y hermano para todos nosotros.
Acpacys seguirá marchando, pero sin ti será otra cosa. Ya no te veremos circular por nuestros pasillos, disfrutar con todo aquello que te gustaba en nuestro salón de actos. Pero tu espíritu seguirá con nosotros día tras día entre nuestras paredes.
Manolo, qué putada, te nos has ido en medio de esta pandemia que no nos ha permitido ni despedirnos de ti. Descansa en paz, ya sin estar atado a una silla, y desde donde estés te pedimos que reconfortes a tu querido padre y hermanos para que sea más liviano su dolor. Un abrazo para siempre, querido amigo.

Facebooktwitterredditpinterest