La epilepsia se define como la perturbación del cerebro que predispone a sufrir crisis epilépticas. Nuestras neuronas no funcionan bien por momentos. De ahí surge la epilepsia. Por lo tanto, no es una enfermedad psiquiátrica ni mental. La vida de las personas epilépticas es absolutamente normal, salvo con las crisis antes mencionadas, por momentos. 

Epilepsia es un término griego que significa “coger por sorpresa”. Es un exceso de actividad eléctrica y afecta al movimiento, comportamiento o al nivel de conciencia.

""

 Existen 2 tipos de crisis:

1) Generalizadas: Afectan a toda la superficie del cerebro.

2) Parciales o focales: Comienza en una zona concreta y puede extenderse. Destaca el aura: Sensación de sufrir una crisis parcial antes de la crisis. 

50 millones de habitantes en el mundo conviven con la epilepsia, mientras que en España son más de 20.000 los casos diagnosticados cada año.

En más del 70% de los casos no se puede identificar la causa, aunque algunas de ellas son:

1) Enfermedades de otro tipo: Hígado, riñones, alcoholismo y diabetes.

2) Epilepsias de otros miembros de la familia.

3) Problemas del crecimiento del cerebro antes de nacer.

4) Problemas durante el parto, como lesión cerebral.

5) Lesiones de cabeza, sobre todo por accidentes de coche.

6) Tumores cerebrales.

7) Infecciones del cerebro (meningitis y encefalitis).

8) Otra enfermedad que dañe o destruya al tejido cerebral,

9) Hemorragia cerebral o formación de un coágulo de sangre en el interior.

10) Envenenamiento por plomo.            

La epilepsia se diagnostica cuando se haya sufrido dos crisis provocadas. Se utilizan fármacos antiepilépticos, que controlan las crisis en al menos, el 70-80% de los pacientes.

 

 Fuente

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterest