En un barrio del distrito de Puente de Vallecas, en el sureste de Madrid, una vecina llamada Maite Corbacho se enfrenta a diario con el tan trillado y eterno problema ya de las barreras arquitectónicas. Maite tiene una diversidad funcional del 97 % y se enfrenta a diario con obstáculos, nada más salir de casa. 

Desde que sufriera un iptus hace 10 años, la muchacha se desplaza por su barrio en silla de ruedas. Justo en la puerta de su casa, tiene una barrera arquitectónica, que le impide caminar de un lugar a otro con autonomía. Un vecino le ayuda todos los días en la entrada de su casa.

""

 

 http://elpais.com/elpais/2016/09/15/album/1473964828_140344.html#1473964828_140344_1473964846

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterest