Un ángel se ha ido y nos ha dejado sin él, alguien tan especial que tratar de definirlo resulta casi imposible. Con su fútbol y su Semana Santa, sus grandes pasiones. Cariñoso y simpático, lo echaremos siempre de menos. Nos veremos pronto, querido Curro .

Facebooktwitterredditpinterest