Para tratar los casos extremos de aneurismas e infartos cerebrales, un grupo de científicos australianos ha desarrollado un dispositivo bastante interesante, y es que el cerebro es tan complejo que se necesita tecnología muy avanzada y de gran precisión 

Este nanomotor sería válido en las operaciones de neurocirugía poco invasivas, según un artículo del Instituto Americano de Física. Este dispositivo de la tecnología MEMS es similar al tamaño de un  grano de sal, la potencia de una batidora de mano y la anchura de una hebra de pelo (250 micras).

El centro de Melbourne ha tardado seis meses en desarrollar este micromotor, que se utilizará para introducir los catéteres en el cerebro, mejorando obteniblemente la supervivencia en los infartos cerebrales, mejorando la calidad de vida de los pacientes. El 15%  de las intervenciones de cirugía no tiene éxito, siendo uno de los problemas, la resistencia de los catéteres, al viajar por los vasos sanguíneos.

""

 

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/07/27/actualidad/1343405655_810571.html

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterest